Quiero vender / alquilar

Respondemos en 24/48h. SIEMPRE.

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Sector Inmobiliario
$parent->name

Principales tendencias del mercado inmobiliario

El sector inmobiliario lleva tiempo inmerso en una profunda transformación. La aparición de las compañías proptech, la consolidación de los espacios de trabajo flexible, la importancia de la sostenibilidad en las construcciones... Son solo algunas de las tendencias del mercado inmobiliario más relevantes del momento, que poco a poco van enriqueciendo las clásicas opciones de vender o alquilar una vivienda.

  1. Principales tendencias del sector inmobiliario
    1. Build to rent: los nuevos hábitos de vida de los millennials
    2. Coworking: la propagación de las oficinas flexibles
  2. La importancia de la sostenibilidad
  3. Nuevas soluciones financieras para el real estate

Principales tendencias del sector inmobiliario

Build to rent: los nuevos hábitos de vida de los millennials

Cada vez que se produce un cambio de generación también sucede, inevitablemente, un cambio de hábitos. Los conocidos como millennials -jóvenes nacidos entre 1981 y 1996- entienden el concepto de “vivienda” de una forma diferente a la de sus padres. En este sentido, comienzan a ser relevantes modelos como el coliving -que es una adaptación del coworking al mercado de la vivienda-. Es una de las principales tendencias del mercado inmobiliario, también poco a poco en España.

Por otra parte, el alquiler gana cada vez más peso en comparación con la compra, y esto se está traduciendo en promociones de edificios levantadas expresamente para ser alquiladas. Es el conocido como ​build to rent​.

Tendencias del mercado inmobiliario

Esta tendencia se ha visto reforzada en tiempos de pandemia, siendo de los pocos segmentos del mercado inmobiliario beneficiado por la crisis del coronavirus, con inversores buscando alternativas viables en medio de una tendencia general a la baja. El build to rent, originado en el Reino Unido, se basa en la premisa de construir viviendas nuevas para destinarlas únicamente al alquiler. En España, la principal demanda de productos build to rent viene generada por jóvenes que, ante las dificultades de encontrar vivienda de propiedad y tener un empleo que permita los niveles de renta que exige, desisten y buscan viviendas de alquiler de calidad en las que poder residir a largo plazo. El tiempo dirá si esta tendencia cuaja en un país como España, donde el 95% de las viviendas del fragmentado mercado de alquiler están en manos de propietarios particulares, pero los millennials lo tienen muy claro: eso de hipotecarse y vivir en un mismo lugar toda su vida no va con ellos...

Ni los inquilinos son los mismos de hace 30 años ni el mercado puede ofrecer las mismas soluciones de entonces

 

Coworking: la propagación de las oficinas flexibles

Los espacios de coworking (concepto nacido en San Francisco, en 2005) ya llevan años instalados en las grandes ciudades. En Barcelona, por ejemplo, ya acumulan seis millones de metros cuadrados, lo que supone el 2,4% de la superficie total de oficinas de la ciudad. Está previsto, además, que los espacios de trabajo flexible den el salto de las grandes urbes a ciudades menos pobladas y de tamaño más modesto. Algunas de las ventajas del coworking frente a modelos tradicionales es la capacidad de atraer a profesionales que prefieren trabajar en entornos colaborativos. Además, este modelo también facilita que las empresas puedan disminuir o incrementar el espacio que necesitan en función de la carga de trabajo.

Los espacios de coworking son, en esencia, oficinas compartidas por profesionales de diversos ámbitos, donde cada uno, ejerciendo su jornada y labor, está a su vez en contacto con otros profesionales con los que hacer networking y generar oportunidades de negocio que dificilmente se originarían en una oficina de estructura clásica, donde toda la plantilla pertenece a la misma empresa. Programadores, diseñadores, periodistas o consultores, entre muchos otros, trabajan con una mínima infraestructura: un escritorio y una buena conexión a Internet donde conectar su portátil son, en esencia, más que suficientes para su labor diaria. Flexibilidad al poder.

Si os interesa conocer más sobre la implantación y futuro de estos espacios, no os perdáis esta charla de Marta Rocamora, directora de comunidad de WeWork España, acerca de esta tendencia en la segunda edición de nuestro Speakeasy en Barcelona.

Tendencias del mercado inmobiliario

La importancia de la sostenibilidad

Avanzar hacia un modelo económico más ecológico y sostenible es también, afortunadamente, una de las tendencias del mercado inmobiliario más destacables. Los principales actores del sector inmo están apostando por un modelo más sostenible y eficiente energéticamente. Esto supone reducir no tan solo la energía que consumen los edificios cuando están operativos, sino también mitigar el impacto medioambiental que implica su construcción. Alrededor del 40% de las emisiones de gases contaminantes a nivel global es responsabilidad de los edificios, por lo que mejorar la eficiencia energética es una cuestión urgente para tratar de combatir la crisis climática.

Y como el cambio debe empezar en casa, aquí os dejamos unos consejos imprescindibles para iniciaros en el autoconsumo eléctrico. Un respiro para el planeta y para tu bolsillo.

Nuevas soluciones financieras para el ​real estate

La digitalización del real estate y financiero ha propiciado que surjan nuevas soluciones de financiación acordes a las nuevas tendencias del mercado inmobiliario. Algunas de las innovaciones más interesantes tienen que ver con el factoring o la financiación colectiva:

  • Crowdfunding inmobiliario: Las plataformas de financiación colectiva permiten adquirir participaciones en proyectos inmobiliarios a cambio de aportaciones dinerarias pequeñas. Esto permite que prácticamente cualquier usuario pueda acceder a la inversión en bienes raíces. Se diferencia entre inversores no acreditados (no pueden participar con más de 3000€ por proyecto ni más de 10.000€ al año entre todos los proyectos); y acreditados (sin límite para invertir, aunque los proyectos en los que inviertan no pueden superar un total de 5 millones de euros).
     
  • Factoring inmobiliario: El factoring es una solución financiera que a menudo utilizan las empresas. Consiste en obtener financiación gracias al cobro de facturas pendientes. Ahora los propietarios de inmuebles en alquiler también pueden recurrir a este tipo de financiación y cobrar el ​alquiler por adelantado apalancándose en sus rentas. Además, este tipo de financiación también permite al arrendador acceder a un préstamo a pesar de tener un ​historial crediticio negativo​.
     
  • Inversión en deuda inmobiliaria: Es un tipo de inversión bastante desconocida pero que en ocasiones ofrece rentabilidades interesantes. A través de plataformas digitales es posible adquirir -o desinvertir- en créditos e hipotecas vinculados a activos inmobiliarios. Este tipo de producto de inversión, hace años, estaba lejos del alcance del pequeño inversor, que ahora con 10.000€ o menos puede tener acceso a este mercado, con activos de todo tipo: residencial, comercial, oficinas, etc. La rentabilidad dependerá del riesgo y de si el crédito se encuentra al corriente de pago o si, por el contrario, el deudor ha incurrido en impagos.