Quiero vender / alquilar

Respondemos en 24/48h. SIEMPRE.

To prevent automated spam submissions leave this field empty.

Noticias

$parent->name

Los extranjeros buscan nuevos barrios con encanto

DIARIO DE MALLORCA | 18.05.2014 | RAQUEL GALÁN

[PALMA. El pasado 18 de mayo el Diario de Mallorca publicaba un artículo sobre el auge de clientes extranjeros que buscan viviendas con carácter a un precio razonable en Palma. Este hecho ha conllevado la popularización de barrios menos conocidos que atesoran este tipo de viviendas y que son colindantes a Santa Catalina y el Portitxol. El artículo cita Monapart Palma como la agencia especializada justamente en este tipo de producto y también habla de un fantástico loft en Son Armadans, que pasó por nuestra colección de viviendas bonitas.]

Los extranjeros buscan nuevos barrios con encanto artículo de Raquel Galán publicado en el Diario de Mallorca

Santa Catalina y el Portitxol son los barrios de moda para los extranjeros que buscan casa en Ciutat. El casco antiguo también se encuentra en el top ten y los tres todavía tienen mucho en venta, aunque cada vez es más difícil que una de estas viviendas reúna todos los requisitos que quieren los foráneos con ganas de una segunda residencia en Palma. Como los pisos soleados, con terraza, vistas y carácter se cotizan muy alto en las citadas zonas, las inmobiliarias están comenzando a ofrecer barrios cercanos en los que también hay casas típicas y con encanto a un precio más reducido.

“Existen ofertas interesantes en barrios como Son Espanyolet y Son Armadans. Los extranjeros buscan sobre todo viviendas con carácter y que no estén lejos del centro, por lo que estas zonas pueden funcionar”,en palabras del director de Synergy Homes, Paul Abraham, situada en pleno corazón de Santa Catalina. Los clientes que acuden a su agencia llegan con la intención de un piso en este barrio. Sin embargo, no siempre pueden. “Tenemos una pareja sueca que quiere algo aquí, pero el dinero que prevén gastarse es insuficiente para las características que solicitan y les hemos propuesto mirar en las otras zonas. En solo diez minutos caminando, tienen el mercado y el ambiente de Santa Catalina”, como destaca el responsable de la inmobiliaria, que muestra los precios en euros, dólares y libras debido a que sus clientes son sobre todo extranjeros.

En la agencia Fastighetsbyran, una de las más importantes de Suecia, también consideran que, “en el futuro, Son Espanyolet y Son Armadans tendrán potencial. Hay plantas bajas tradicionales con patio y áticos con terraza, aunque tienen un problema: No son barrios conocidos y no tienen cafés, restaurantes y la animada vida de Santa Catalina”, explica el director en Palma, Stefan Wiezell. La ventaja es que los precios son mucho más bajos. “Tenemos una vivienda en Son Espanyolet muy bonita, renovada, con piscina privada y una terraza en el tejado. Cuesta 695.000 euros. También tenemos otra en Santa Catalina de casi un millón de euros y hay que reformarla por completo”, ejemplifica.

Los extranjeros buscan nuevos barrios con encanto artículo de Raquel Galán publicado en el Diario de Mallorca

Sin embargo, el barrio de moda “se ha convertido en una marca y, para un determinado tipo de cliente, decir que vives allí es un añadido”, según Wiezell. Señala que con el Portitxol ocurre lo mismo. Por este motivo, “cuando las inmobiliarias publicitan una casa de Son Espanyolet que está cerca de Santa Catalina, indican Santa Catalina en el anuncio. Si está en la zona del Molinar más cercana al Portitxol, también lo hacen. Los barrios populares han crecido en las inmobiliarias con el objetivo de llamar la atención”, aunque después hay que leer la letra pequeña, advierte.

No solo buscan zonas chic, con encanto, sino también casas que reúnan estas características. El director de la agencia sueca afirma que El Terreno empieza a estar en el punto de mira de sus compatriotas, ya que en las calles cercanas al bosque de Bellver hay numerosas viviendas con el deseado carácter tradicional y, además, es un barrio conocido y cosmopolita. No obstante, tiene un importante problema: “está al lado de Gomila, una zona muy degradada”, lamenta.

Casas con “buen gusto”

loft industrial en calle Santa Rita en el barrio de Son Armadans

Los consultados coinciden en que sus clientes evitan los pisos y edificios convencionales. En lo contrario se ha especializado la agencia Monapart, abierta hace un año en Palma –la sede central nació hace cuatro en Barcelona– y donde “no se vende lujo, sino buen gusto”, en palabras de Tete Crespí, socia con Joan Cerdà del nuevo negocio. Ofrecen “casas con algo especial”, ya que creen que “una vivienda no son solo cuatro paredes y un techo”, sino que “hablan de las personas que las habitan”, según la filosofía de los fundadores. Los extranjeros quieren distinguirse y tal vez por ello Monapart cuenta con varios interesados en un loft situado en Son Armadans que era una vieja nave y luego se convirtió en una agencia de publicidad.

loft industrial en calle Santa Rita en el barrio de Son Armadans

Otros barrios que pueden tener interés para los foráneos son la Llotja y la Gerreria, como indica el director de Synergy Homes, quien vende un edificio de origen medieval a reformar en la plaza de la Quartera. El responsable de la inmobiliaria Caimari, Matías Esteban, en Santa Catalina, cree también que la Llotja tiene un gran potencial. Respecto a más zonas de la ciudad, cuenta como anécdota que gestionó la venta de un piso a extranjeros en la calle Joan Alcover. “No es que sea muy demandada, pero vieron que es un lugar tranquilo, seguro y muy cerca del mar y del parque de la primera línea. Lo importante es que les guste”, concluye.