Noticias

$parent->name

Monapart Chamberí en el Club 567

El Club 567 nació hace siete años y a lo largo de su andadura acumula ya a unos 400 profesionales (individuales y corporativos) que han pasado por el centro, con los que sigue manteniendo el contacto o siguen ligados de algún modo a él. Entre ellos Monapart Madrid Chamberí. Y es que aquí decidí poner la piedra fundadora de esta oficina.

No sé vosotros, pero yo oigo “club” y me viene a la cabeza una selecta comunidad de caballeros británicos, con pajarita incluida, tipo el Reform Club de Phileas Fogg en La vuelta al mundo en ochenta días. Pero ni que ver… El planteamiento del Club 567 es un concepto más abierto, más accesible, y eso lo convierte en el foro ideal para un pequeño empresario, emprendedores, directivos y profesionales en general interesados en compartir sinergias.

Sí, ya sé lo que vas a preguntar: ¿De dónde viene lo de 567? Los números hacen referencia a las décadas de los 50, 60 y 70, y a los valores ligados a esas décadas: la actitud transformadora, el sentido ético y la idea de que la innovación y el espíritu emprendedor son los mejores pilares sobre los que construir.

El Club 567 debe su nombre a las décadas de los 50, 60 y 70 y a los valores ligados a ellas: actitud transformadora, sentido ético y la innovación ligada a un espíritu emprendedor.

Seguramente pensarás que estos valores no son exclusivamente de esas décadas, y es cierto. Pero el caso es que es el punto de inspiración para fomentar las relaciones de networking, la generación de ideas de negocio y así cumplir el ambicioso objetivo último de mejorar el tejido social y productivo del país.

En el Club 567 todos los meses organizan sesiones de networking donde los asistentes tienen la oportunidad de presentar tu producto o servicio y de ellos se establecen sinergias entre profesionales. De hecho, gracias a estas charlas han surgido ya varios proyectos con Monapart Madrid Chamberí, como la colaboración con Grupo Inviam.

El sentimiento de comunidad se construye con dos mantras fundamentales:

  1. Promover la solidaridad y la ayuda mutua entre nosotros: Todos los socios tenemos la obligación de ayudar a los demás y el derecho de ser ayudados en caso de necesidad.
  2. Favorecer a aquellos emprendedores que comienzan una actividad empresarial, a través del know how de sus miembros y, sobre todo, del trabajo del comité de emprendedores.

En el Club 567 vas a encontrar espacios multiuso: puestos de coworking, oficinas privadas, exposiciones de pintura, sesiones de coaching, conferencias, conciertos… Porque no todo va a ser trabajo y porque los momentos de esparcimiento también son clave para fomentar las relaciones entre los socios, nos permiten conocernos mejor y compartir experiencias, más allá de los intereses puramente profesionales.

Todas las semanas hay actividades programadas: un curso de formación, sesión de networking, un evento de presentación de un libro, taller de yoga, una charla sobre criptomonedas, otra sobre gestión financiera e inversiones, una sesión de fotos a una famosa (que no conozco…), una exposición de pintura en… todas las salas…

Y en medio de tanta actividad, siempre encuentras a sospechosos habituales con los que compartes mesa o charlas sobre cualquier cosa.

Antonia Caballero, de Creando Encuentros, una economista que después de una larga trayectoria ascendente, decidió comenzar una nueva etapa como coach y como gran escuchadora.

José Luis Morato, de Plus40net, una asociación que apoya a profesionales de larga trayectoria en la creación de marca personal enfocada a la búsqueda de un trabajo o la creación de un nuevo proyecto.

Pilar Pardo, una representante de artistas volcada en su nuevo proyecto “The Black view”, una apuesta por la normalización de la presencia de actrices/actores negros en proyectos audiovisuales y de teatro sin que el color de piel sea condicionante único en la trama.

Francesca Galimberti, de Amazonas, siempre organizando algún plan cultural para empresas o para inquietos con ganas de divertirse de forma diferente. Visitas guiadas, cursos de cine, historia o arte, showcookings, talleres para niños, catas…

Pero esto no acaba aquí, en Velázquez 12. Porque en la misma calle, en el 19, tienen un formato novedoso con el objetivo de fomentar los negocios en ambiente informal: el Business & bar del Club 567.

Para trabajar mientras tomas un café o mientras tienes una comida de negocios, o para una cervecita con algún compañero/a al final del día. Y si tienes un poco más de tiempo y te acercas por la tarde-noche, ¡música en directo! Y todo esto, al lado del Parque del Retiro, con esas ganas primaverales de improvisar un almuerzo sobre algún rincón de césped… ¿Quién se apunta?

En fin, déjame que te diga algo, Groucho Marx: Yo sí pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como tú. Aquí te espero  ;-)

Nieves Archilla, Monapart Madrid Chamberí Salamanca

Nieves Archilla

Socia y Directora

Monapart Madrid_Chamberí