Hogar

$parent->name

Una fábrica textil reconvertida en un loft de autor

 

Barcelona es un nido de sorpresas, y nuestro afán por coleccionar sus viviendas más extraordinarias nos ha permitido descubrir pequeñas joyas –como la que aquí te presentamos– y conocer espacios que atesoran parte de la historia de la ciudad y de sus barrios. Pero este no es el único vestigio de la ciudad que hemos tenido la suerte de visitar, ya que por Monapart han pasado viviendas tan singulares como esta fábrica de velas de barco convertida en un loft, o este piso que había sido la escuela de ballet de Pauleta Pàmies. Del mismo modo, nos encontramos ante una vivienda que ha sufrido una monapartización radical llevada a cabo por una pareja de arquitectos, Elena del Pozo y Dimitri Davoise (el equipo que forma Meta-Studio) quienes nos muestran todos los detalles de un proceso de reforma que ha durado más de dos años.

El loft se encuentra en la última planta de un edificio que había sido la fábrica textil Grober del barcelonés barrio de Gràcia.

Salón antes de la reformaSalón durante la reformaSalón después de la reforma

De hecho, algunos elementos estructurales que se han decidido conservar –como las vigas de forja–, son testimonios del pasado industrial de esta vivienda.

Detalle de las vigas antes de la reformaDetalle de las vigas después de la reformaDetalle de las vigas antes de la reformaDetalle de las vigas después de la reforma

Para Elena y Dimitri, lo más importante era poder conservar las proporciones del espacio y su volumen, manteniendo la sensación de amplitud y su carácter diáfano.

Salón antes de la reformaSalón antes de la reformaSalón después de la reforma

Para ello decidieron jugar con los materiales y el mobiliario para construir las diferentes zonas.

Salón antes de la reformaSalón durante la reformaSalón después de la reforma

El comedor, por ejemplo, se situa sobre una alfombra de cerámica que delimita el espacio y que conecta visual y geométricamente con la cocina a través de las baldosas del suelo.

Cocina antes de la reformaCocina durante la reformaCocina después de la reforma

Se ha conseguido conservar la gran amplitud del loft y su enorme proporción integrando a su vez las zonas más íntimas de la casa, gracias a la construcción de un altillo que acoge dos dormitorios y un baño, y que también funciona como un estudio al cual se accede mediante una escalera móvil que podemos desplazar por toda la sala. Una solución perfecta que delimita las zonas y garantiza la sensación de un único espacio abierto en todo momento.

Zona de noche antes de la reformaZona de noche durante la reformaZona de noche después de la reforma

Gran parte del mobiliario ha sido diseñado por ellos mismos, como la mesa del comedor, una pieza que integra todos los materiales que más les gustan: el hierro, la madera y el mármol. Se confiesan amantes de los materiales más nobles, pasión que queda palpable en gran parte de la casa, como por ejemplo la escalera de forja, el mobiliario del baño y del dormitorio, la enorme estantería, o los suelos de roble y abedul.

Salón antes de la reformaSalón durante la reformaSalón después de la reforma

Y la cereza del pastel es la terraza, con unas vistas privilegiadas sobre Barcelona. Su conexión con el loft ha sido posible gracias a un antiguo montacargas que brindaba la posibilidad de unir altillo y terraza a través de una escalera de madera que funciona también como trastero y como baño de cortesía. Ota solución que saca el máximo partido al espacio. Y sentados en esta acogedora teraza nos despedimos de Elena y Dimitri, gozando de una afable tarde en la mejor compañía.