Quiero vender / alquilar

Respondemos en 24/48h. SIEMPRE.

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
Hogar
$parent->name

Oficina en casa: 6 claves para llevar una vida laboral saludable en el hogar

Todo apunta a que este año no será recordado con mucha nostalgia. Si hicieran un remake de “Aquellos maravillosos años”, el 2020 no pasaría el cásting. Pero no todo tiene que ser negativo. Muchas personas lo recordarán como el año en el que dieron el salto definitivo al teletrabajo, con todo lo que ello conlleva. Porque trabajar desde casa tiene, sin duda, muchas ventajas, pero también puede tener algún que otro inconveniente si no se tiene cuidado. En este post te contamos cómo neutralizar las posibles amenazas del teletrabajo, para que puedas disfrutar de más tiempo personal e incluso mejorar tu productividad.

Oficina en casa

En un estudio realizado por Monapart junto con la Universitat Politècnica de Catalunya sobre el uso de la vivienda durante el confinamiento, casi un tercio de las personas encuestadas afirmaron haber improvisado un despacho en casa para teletrabajar. Si bien mucha gente se ha visto obligada a volver a la oficina, son muchas las empresas que han abrazado esta tendencia y permiten el trabajo en remoto de sus empleados. Y no lo hacen por comodidad, sino porque también puede incrementar la productividad por encima del 6%.

Sin embargo, para mejorar tanto nuestra productividad como nuestra calidad de vida, es importante tener en cuenta una serie de factores que, si no se saben llevar bien desde el principio, pueden terminar haciendo que el teletrabajo se convierta en una carga más que en una ventaja.

A continuación encontrarás 6 claves para disfrutar de los beneficios del teletrabajo:

Oficina en casa

El despacho en espacio separado

Lo sabemos, no todo el mundo tiene una habitación extra donde montar la oficina. Incluso puede que haya más de una persona teletrabajando en el hogar, con todo lo que ello conlleva: reuniones por videoconferencia, gustos musicales incompatibles, horarios o rutinas difíciles de combinar… Si tienes la suerte de poder contar con espacios separados para el trabajo y para la vida familiar, no lo dudes.

Y si no tienes habitaciones extra, procura al menos que el rincón del trabajo no interfiera demasiado con el resto de tu vida. Por ejemplo, siempre será preferible tener un escritorio independiente donde pasar la jornada laboral, que tener el ordenador montado en la mesa del comedor y cenar delante de un documento de Excel.

Oficina en casaOficina en casa

Ponte horarios (y cúmplelos)

No es necesario que sean horarios estrictos si tu trabajo no lo requiere. Pero no cometas el error de alargar tu jornada más de lo necesario, ya que estarás echando por tierra una de las principales ventajas del teletrabajo, que consiste en disfrutar de más tiempo en tu vida personal. Aprovecha el tiempo que dedicabas antes en traslados para dedicarlo a actividades que realmente disfrutes, y no dejes que se te pase el tiempo delante de la pantalla en una espiral de noticias sobre lo mal que va el mundo.

Cuida la salud de tu hogar

Si vas a pasar más horas que nunca dentro de casa, asegúrate de que trabajas en un entorno saludable. Y no nos referimos únicamente a evitar los virus, sino a adquirir una serie de hábitos que pueden aumentar notablemente tu calidad de vida. Desde el orden y la limpieza a una buena ventilación para limpiar el aire en casa, pasando por elementos como la decoración o las plantas. Todo ello puede ayudarte a disfrutar de un hogar más saludable, incluso puede ahorrarte distracciones haciendo que rindas mejor en tu trabajo.

Oficina en casa

Aprovecha el espacio exterior

Uno de los riesgos de vivir y trabajar en el mismo espacio es terminar convirtiéndote en un pseudovampiro, sin que la luz del sol roce tu piel durante días seguidos. Si bien no todo el mundo puede disfrutar de un espacio exterior, según la encuesta realizada por Monapart hay un 85% de personas que tienen al menos un pequeño balcón, y un 44,5% de viviendas cuentan con espacio suficiente para sacar una mesa y varias sillas.

Pero también hemos sido testigos a lo largo de nuestros 10 años de experiencia de que muchos de estos espacios exteriores están infravalorados o mal aprovechados. Si tienes un balcón o terraza, asegúrate de tenerlo bien acondicionado para salir a que te de el aire, el sol, o aunque sea para mirar al infinito y descansar la vista cada cierto tiempo. Si necesitas ayuda, aquí tienes unos consejos para disfrutar al máximo de tu terraza, y unas ideas para renovar tu espacio exterior.

Oficina en casa

Aprovecha las ventajas económicas

Si teletrabajas por cuenta ajena, tu empresa debería facilitar los medios necesarios para desarrollar tu actividad desde casa. Y del mismo modo que estarás ahorrando en tiempos de desplazamiento, quizá también estés ganando el ahorro en gasolina o transporte público.

Pero si trabajas por cuenta propia, te interesará consultar con una gestoría acerca de las posibles deducciones fiscales por vivir y trabajar en el mismo espacio. En primer lugar, deberás incluir tu domicilio en el modelo 036, especificando el porcentaje de la vivienda dedicado a la actividad profesional. Incluso también puedes deducirte proporcionalmente los impuestos asociados al consumo de suministros. Quizá mensualmente no lo notarás demasiado, pero cualquier pequeño ahorro es una bendición en la difícil vida de los autónomos.

Oficina en casa

Encuentra el hogar adecuado

Como hemos mencionado anteriormente, cada vez son más las empresas que han decidido abrirse al teletrabajo de forma indefinida y no solo para sortear la pandemia. Además del aumento en la productividad de su plantilla, para algunas de ellas también puede suponer un ahorro en alquiler de oficinas. Si ves que el teletrabajo ha llegado a tu vida para quedarse, a lo mejor te interesa hacer cambios que agradecerás en el largo plazo como renovar tu hogar para la nueva situación o buscar el lugar perfecto para mudarte.

Y si tienes un piso en propiedad pero necesitas más espacio para montarte el despacho, también puedes vender o alquilar tu vivienda para ayudarte a financiar el cambio.

Oficina en casa

Si ya llevas tiempo teletrabajando y se te ocurre algún otro ejemplo que te hubiera gustado recibir, puedes dejarlo en los comentarios de abajo y lo incluiremos en el post.