Quiero vender / alquilar

Respondemos en 24/48h. SIEMPRE.

To prevent automated spam submissions leave this field empty.

Hogar

$parent->name

Mediterráneas Home Staging

Detrás de Mediterráneas Home Staging está una pequeña empresa formada por dos socias, Silvia Prats y Sahimara Deus, dos mujeres con muchísimo carácter, pasión y ganas de crear espacios que enamoren a primera vista.

Silvia nació en Barcelona hace 41 años y es nómada por naturaleza. Se enamora fácilmente de los lugares que transmiten emociones y huelen a tradición. Durante una parte de su vida residió en Bilbao, la ciudad que ella define como “la cuna de la autenticidad”. Sin duda en su corazón se siente mitad catalana y mitad vasca. No es de extrañar que se le escape un “¡ahí va la ostia!” al más puro estilo bilbaíno…

Se instaló en Calafell hace 5 años para dar un giro radical a su vida y empezar de cero con valentía para encontrarse a sí misma e iniciar una aventura que le permitiera descubrir su verdadera vocación. El mundo inmobiliario le robó el corazón y fue allí donde se decidió a dar el paso. De naturaleza sencilla, le encanta ayudar a todo el mundo. Tiene un lema, si no puedes levantarte por las mañanas con ilusión e ir a trabajar, detente y dale una vuelta al asunto. Mediterráneas Home Staging es ahora su profesión, su vida y su pasión.

Sahimara es cubana, aunque la mayor parte de su vida ha vivido en el extranjero. Felizmente casada y con 3 hijos, va por la vida a toda pastilla, claro que con tres hijos no es para menos... Licenciada en filología alemana, no es de extrañar que la puntualidad le corra por las venas. Según ella, “es un atributo que dice mucho de las personas”. De carácter sociable, comunicativa y adicta al orden. Disfruta de su familia y le apasiona viajar con ellos. Le encanta la música, el cine y como buena cubana, ¡bailar! Si eres capaz de seguirle el ritmo, te invito a un café.

Los fines de semana reserva un espacio en su salón y se convierte en una devora-programas de Divinity. Entre los hermanos Scott y la diseñadora Hillary, podríamos decir que tiene un máster en decoración y un Óscar a la fidelidad…

Pregunta: ¿Por qué el home staging y de dónde surgió la idea de Mediterráneas HS?

Respuesta: Y… ¿por qué no? ¡A todos nos gustan las casas bonitas! Presentar una vivienda de revista y si además está disponible a la venta, blanco y en botella… amor a primera vista.

Mediterráneas Home Staging nace de un cúmulo de casualidades. Nosotras nos conocimos cuando ampliábamos nuestros conocimientos en la restauración de muebles. Enseguida conectamos y descubrimos que teníamos intereses en común. El primer proyecto que iniciamos juntas fue relacionado con el reciclaje de muebles, dándoles una segunda oportunidad en un nuevo escenario. Tras un período de prueba, vimos que no era suficiente porque el consumidor nacional no está muy acostumbrado a comprar muebles restaurados, sino que prefiere ir a las grandes superficies. Eso nos permitió replantearnos un nuevo proyecto, más completo. A Silvia le fascina el mundo inmobiliario y a Sahimara le apasiona la decoración y el resultado del antes y el después.    

Decidimos, entonces, formarnos como home stagers profesionales, consiguiendo el tándem perfecto: home staging y asesoramiento inmobiliario. Así nació Mediterráneas Home Staging. 

¿En qué se diferencia vuestro servicio de otras empresas de home staging?

El factor que nos permite diferenciarnos de otras empresas de home staging es que ofrecemos, tanto al particular como al profesional inmobiliario, la posibilidad de ayudar y colaborar en el proceso de comercialización de la vivienda. En otras palabras, queremos formar parte de todo el proceso. Consideramos que es vital y necesario trabajar codo con codo para garantizar el éxito de todos nuestros clientes. Además, cada proyecto tendrá su esencia propia y una magia particular, por lo que buscamos los muebles y objetos de decoración cuidadosamente, adaptándonos única y exclusivamente a las necesidades de cada vivienda y mimando los detalles para crear la sensación de hogar al futuro comprador.

Otra particularidad es que damos segundas oportunidades a los muebles. Si una pieza está dispuesta a quedarse, nosotras haremos todo lo posible para que sus sueños se hagan realidad. Somos capaces de trasladarla en el tiempo para adaptarla a un nuevo escenario.

"A las dos nos une la satisfacción de experimentar que nuestro trabajo puede hacer felices a las personas."

¿Podríais compartir con nosotros algunas de vuestras técnicas?

En primer lugar, es fundamental aplicar los pilares básicos del home staging para preparar la casa:  

  • Ordenar. 
  • Despejar y despersonalizar. 
  • Reparar desperfectos. 
  • Pintar. 
  • Limpiar. 
  • Amueblar y decorar.

La creatividad juega también un rol importante en la puesta en escena de una vivienda. A todo esto hay que sumarle el trabajar con ilusión y echarle mucho corazón a cada proyecto. Sin olvidarnos del mantra “MENOS ES MÁS”. 

¿Qué es lo que más os inspira? 

No sabemos si es una inspiración o una necesidad, pero el ver tantas viviendas mal presentadas y escasas de profesionalidad en los portales inmobiliarios, ha hecho que queramos tomar cartas en el asunto. Hoy en día nos encontramos publicaciones de todo tipo, desde anuncios sin fotografías, hasta la típica foto del propietario sin camisa ¡que se refleja en el espejo! Y ya no digamos la que tiene toda la colada ferozmente depositada encima de la cama o en un sillón… No os imagináis la de veces que nos sentimos tentadas de llamarles para decirles: “¿Tú visitarías o comprarías esta casa?” Por eso vamos a aportar nuestro granito de arena para darle un giro al sector inmobiliario actual. Lo que conseguimos con el home staging y el asesoramiento inmobiliario es que tanto el vendedor como el futuro comprador disfruten de una experiencia maravillosa.

Contadnos sobre vuestro mayor reto como home stagers. ¿Alguna anécdota quizás? 

Sin lugar a duda, el primer reto fue el apartamento que Silvia tenía en venta en L’Estartit. Este apartamento de 1 dormitorio estaba en venta hacía más de 2 años sin éxito alguno. Como ya teníamos claro que queríamos ser home stagers, decidimos comprobar de primera mano si realmente el concepto funcionaba. Así que un viernes por la noche, pillamos el coche y nos plantamos en su apartamento. Tenía algunos desperfectos y estaba lleno de papel pintado por todas partes. Sólo disponíamos de un fin de semana y 400€ de presupuesto. ¡Todo un reto!

En tan sólo 2 días conseguimos quitar todo aquel papel psicodélico que cargaba el ambiente (armadas cada una con su esponja mágica), pintar todo el piso, reubicar mobiliario y decoración para crear una puesta en escena atractiva. El sábado nos cayó el diluvio universal, pero gracias a Dios, el domingo nos regaló el día más soleado de todo el año y pudimos hacer un buen reportaje fotográfico que llamara la atención y destacara sobre los inmuebles publicados en la zona. Resultado: vendido en 1 mes. ¡Parece que el home staging funciona!

Roberto Rambaudi

Roberto Rambaudi

Socio y Director

Monapart Penedès