Hogar

$parent->name

Mamma House

Las familias con peques a menudo se resisten a viajar a otras ciudades, sobretodo durante los primeros años de vida de sus retoños, porque la infraestructura que supone viajar con niños es tremenda: cochecitos, cambiadores, cunas, tronas, pañales… El despliegue de utensilios que necesita un bebé ¡es enooorme! Y la mayoría de hoteles no ofrece este tipo de servicios. Por eso, cuando Mavi Villatoro y Laurent Baudelot tuvieron a Leo, se propusieron buscar una alternativa para las familias viajeras que, como la suya, querían seguir descubriendo el mundo junto a sus pequeños.

Así nació la Mamma House, prima hermana de Mammaproof, la web molona para familias modernas y de la que Mavi es cofundadora. La Mamma House tenía que ser un negocio familiar de alquiler vacacional especializado en familias con niños pequeños,  y para que se materializase el proyecto, Mavi y Laurent necesitaban una casa cuya estructura pudiera adaptarse a las necesidades de las familias.

Mammaproof

En su origen, el piso en el barrio de Gràcia tenía una distribución muy común en las viviendas barcelonesas: alargado y con un pasillo estrecho, dos salidas exteriores y ventilación cruzada. El ojo arquitecto de Laurent supo ver enseguida las posibilidades que les brindaba la casa, además, su ubicación era inmejorable. Así que, asesorados por Eduard, socio de Monapart, ¡se decidieron a comprarla! Y a “monapartizarla”.

Reformaron la casa desde el interior, la parte más oscura de la vivienda, cambiando de sitio elementos como la cocina y el baño.

También tiraron tabiques para crear un gran espacio donde concurren la cocina, el comedor y la entrada y donde la luz penetra a través de una ventana situada estratégicamente en un muro de carga del salón. El resultado es zona muy agradable presidida por un fantástico columpio que hace las delicias de los más pequeños (y no tan pequeños).

Al retirarse los falsos techos, se descubrieron unas preciosas bigas con vuelta catalana que junto a los maravillosos suelos de baldosas hidráulicas, le otorgan al espacio un carácter singular y muy de aquí.

Nos emociona saber que desde el pasado mes de marzo, una de nuestras viviendas se ha convertido en la Mamma House, un lugar que acoge a familias de todo el mundo. Su versatilidad permite alojar tanto a papás con bebés, familias que viajan con amigos o familiares y familias con niños pequeños.

La casa, además, está equipada con todo tipo de detalles: cuna, cambiador, jabones, cremas y pañales para bebés, juguetes, cochecitos, ¡hasta ofrece servicios de canguro! Mavi y Laurent son papás aventajados y han pensado en todo. El resultado, un lugar comodísimo en el que sentirse como en casa.