Hogar

$parent->name

La importancia de la luz y los materiales

La casa Gomis-Iborra es un precioso edificio situado en esquina en la avenida de Alfonso el Sabio con la avenida de la Constitución. Es uno de los pocos edificios del centro de Alicante que todavía conserva el esplendor de épocas pasadas y eso es gracias a los descendientes de Dña. María Andreu, quienes han sabido conservar la esencia que el arquitecto Juan Vidal Ramos proyectó en 1920.

Fachada del edificio Gomis-Iborra de la ciudad de Alicante

Uno de estos descendientes, es el arquitecto Ricardo Capell (nieto de Dña. María), quien ha tomado las riendas de la gestión del edificio y ha decidido rehabilitar las viviendas que han ido quedando vacías a lo largo de los años. Así podrá ofrecer preciosas viviendas a preciosos futuros inquilinos.

En este monaparteando (el primero que hacemos en Monapart Alicante ;D), hablamos de la reforma integral del 2º izquierda; un piso oscuro con un montón de habitaciones que después de un buen lavado de cara, la eliminación de paredes y una selección de materiales excelente, se ha convertido en un maravilloso piso moderno, luminoso, bonito a rabiar…

De piso oscuro con un montón de habitaciones a maravilloso piso moderno, luminoso, bonito a rabiar…

En la distribución proyectada se ha primado la amplitud: una única gran estancia alberga la entrada, el  salón comedor y la cocina. Aquí se han recuperado las vigas originales de madera con lo que la vivienda ha recuperado también su altura original, uno de los rasgos más característicos de este tipo de espacios.

salón-comedor antes de la reformasalón-comedor antes de la reformasalón-comedor después de la reforma

También se ha recuperado el muro de carga de mampostería y, oh maravilla, el suelo hidráulico original, combinado elegantemente con la tarima flotante, creando un bonito discurso en los suelos. Así, por ejemplo, el discurso cambia cuando llegas a la cocina, pues el suelo hidráulico cubre toda la zona creando un efecto de alfombra. En ella, los electrodomésticos están integrados dejando una gran isla de trabajo donde se ubica la zona de cocción.

cocina antes de la reformacocina antes de la reformacocina después de la reforma

Este espacio diáfano es fantástico, por su amplitud, su luminosidad, y por la perfecta combinación de los elementos originales recuperados de la vivienda con los nuevos.

detalles antes de la reformadetalles antes de la reformadetalles después de la reforma

El balcón del salón-comedor da a la avenida de Alfonso el Sabio, convirtiéndose en un mirador perfecto donde instalar una zona de lectura para pasar largas tardes de invierno.

salón-comedor antes de la reformasalón-comedor antes de la reformasalón-comedor después de la reformasalón-comedor después de la reforma

El antiguo pasillo, estrecho y oscuro, se ha convertido tras la reforma en un práctico pasillo lleno de armarios. Imposible llenarlos todos… ¿O sí? En él hay un baño con espacio para zona de lavandería y también un amplio dormitorio.

pasillo antes de reformapasillo después de la reformapasillo antes de reformapasillo después de la reforma

El dormitorio principal ocupa el espacio que antes ubicaba la antigua cocina. Es un espacio con cabida para una zona de vestidor y un baño en el que se han mimado los detalles al máximo.

dormitorio antes de la reformadormitorio después de la reforma

De nuevo, también se ha recuperado aquí el maravilloso suelo hidráulico. El alicatado (llamado “brick”) es moderno, pero parece antiguo, y está sabiamente combinado con la madera de Teka de la que está hecha la encimera del lavabo y los remates de la ducha.

baño antes de la reformabaño después de la reformabaño antes de la reformabaño después de la reforma

Los detalles ponen la guinda en esta reforma que gira en torno a la importancia de la luz y la elección de los materiales.