Hogar

$parent->name

Decoración fácil: pintar con spray

Para grafiteros frustrados. Para los que acumulamos tarros de cristal vacíos. Para los que tengan una vena creativa pero no sean muy manitas. Para los que buscan una terapia antiestrés… Para todos ellos, pintar con spray es la solución definitiva para decorar tu casa. Estas pinturas secan muy rápido y son perfectas para la decoración de objetos pequeños o muebles con muchos recovecos de difícil acceso, porque se consiguen resultados totalmente uniformes y ¡sin marcas de pelos de la brocha!

Hay una variedad increíble de pinturas en spray, pensada para responder a todas las necesidades que podamos imaginar: interiores, exteriores, resistentes a altas temperaturas, resistentes al agua, metales, para crear distintos efectos (oro, terracota, granito, vintage…). Incluso hay una gama eco-friendly, con pinturas con base de agua y libres de disolventes en un 90%.

Pintar con spray es la solución definitiva para decorar tu casa de forma rápida, indolora, económica y ¡saludable!

Las pinturas en spray se pueden utilizar sobre cualquier superficie. Algunos se han atrevido incluso con tela, aunque hay quién aún no lo ve claro... Con el resto de superficies, sin problema: vidrio, cerámica, madera, corcho, mimbre, plásticos, paredes, suelos, piedra, cartón, metales…

Pinturas en spray

Dejando a un lado su función más práctica, como la reparación de desperfectos o la protección contra el óxido, aquí te vamos a mostrar varias ideas para su uso más creativo: la decoración de objetos y muebles.

Empezamos por los tarros de cristal que seguramente acumulas en algún rincón de la cocina. Aunque ya te hemos dado algunas ideas para convertir un puñado de botellas vacías en maravillosos elementos de decoración (¿recuerdas estas lámparas?), en esta ocasión vamos a ver algunos DIY de cómo sacarles partido pintándolos para transformarlos en jarrones, lapiceros, tarros para velas…

Pintar botellas con spray

Un truco. Si quieres un efecto degradado, pulveriza desde arriba y a cierta distancia (unos 25 cms), siempre con el bote ligeramente inclinado.

Pinta una botella con efecto degradado 

Y si quieres combinar color y cristal totalmente transparente, pon cinta carrocero en las partes que no quieras pintar.

 pintar usando cinta carrocero

 pintar usando cinta carrocero

Mira cómo han quedado estas botas de agua negras. Formas geométricas para dar un toque más original.

Pintar botas de agua

Otra idea para materiales tipo goma, este puff creado a partir de un neumático, dentro del programa de decoración Reciclarte de Canal de Casa.

También se pueden improvisar unos sujetalibros deluxe a partir de un par de piedras del campo y una pintura en spray dorada.

Puntos de libro con piedras pintadas

Otra fuente de inspiración: si tienes toda una colección de figuritas de animales y los niños ya hace tiempo que las olvidaron en la caja de los juguetes, he aquí una forma de rescatarlas y transformarlas en una pequeña exposición curiosa y llamativa.

Juguetes reciclados

Para darle un poco de vidilla a esas flores secas descoloridas, dales unas pasadas de pintura en spray desde arriba, sin acercarte demasiado, para evitar que queden totalmente cubiertas y conseguir una doble tonalidad: la original y la del tono utilizado.

Pintar flores

Pintar flores

Todos estos trucos para decorar con pintura en spray están muy bien, pero te preguntarás: ¿cómo se hace? Pues para evitar que salpique pintura a otras zonas (y si no hay más remedio que pintar en interior), el mejor truco es recurrir a una caja de cartón sobre la que rociar el spray, como se muestra en esta foto.

Cómo pintar con pintura en spray

Y ahora vamos a por la joya de los trasteros: ¡la bici! Si conservas aún tu bici de los tiempos de Verano azul en la casa del pueblo, igual es momento de demostrarle al resto del mundo que ha valido la pena que ese trasto haya estado ahí ocupando espacio todos estos años (parafraseando a tu pareja o a tu madre, ¿verdad?). Mira qué chula ha quedado ésta.

Restaurar una bicicleta antigua

Y ¿qué me dices de las piezas de madera? Hay un tipo de pintura con base de agua que se llama chalk paint o pintura a la tiza, también disponible en spray, que da unos tonos suaves ultramates realmente bonitos. Esto, sumado a la comodidad de un secado en pocos minutos, ha conseguido conquistar en tiempo record a montones de brico-fans. Se puede utilizar en otras superficies, como el vidrio, pero lo cierto es que es en la madera donde se consiguen los resultados más espectaculares.

La pintura efecto tiza o chalk paint ha conquistado a manitas de medio mundo por sus bonitos tonos suaves ultra mates y la comodidad de un secado en pocos minutos.

Aquí tienes un ejemplo de un marco de fotos con ese toque vintage y romántico que tanto éxito tiene.

Marco de fotos con chalk paint

Por supuesto esta técnica con chalk paint también vale en piezas más grandes, como muebles. Aunque aquí es recomendable rociar en exteriores, porque dejará un poco de polvo blanco en el ambiente. Por lo demás, la pintura a la tiza en spray es una solución perfecta para renovar muebles viejos que te dé pena tirar y cuando necesitas algo más moderno o alegre que encaje mejor en tu espacio. Mira esta mesita de noche en tonos pastel del blog Sra. Cricket.

Recuperar muebles con chalk paint o pintura en spray efecto tiza

Se recomienda siempre realizar pasadas rápidas. Es preferible dar varias hasta que consigas la uniformidad y la intensidad deseadas, antes que rociar en un solo punto durante más tiempo. En este vídeo del blog Sra. Cricket se ve el antes y el después de una estantería, transformada para un evento infantil.

La pintura a la tiza fue patentada por la interiorista Annie Sloan y ha servido de inspiración a otras muchas marcas. Para estar seguros de que se trata de una pintura a la tiza y no una acrílica, si no tiene en el nombre la indicación de “chalk paint”, hay que fijarse en los componentes: la chalk paint tiene siempre una base de carbonato cálcico.

Annie Sloan, inventora de la pintura efecto tiza o chalk-paint

Y ahora... ¡manos a la obra! ¿No? Guantes de látex, mascarilla, cubre la zona de trabajo con un papel grueso o un plástico ¡y a practicar! Si alcanzas un nivel pro, seguro que te animas a pasar a la siguiente fase: grafitear una pared de casa. Pero eso será otra historia, y otro post. ;D

Graffitis de interiorGraffitis de interior