Hogar

$parent->name

Consejos para decorar con un "gallery wall"

Las paredes de tu casa son lienzos que permiten expresar tu creatividad dándoles un toque personal que reflejen tu estilo y personalidad. Las posibilidades son infinitas. Los recursos decorativos para dar vida a una pared son tantos que sólo tu imaginación puede ponerles límites. Y, los monaparters, de imaginación, tenemos un rato…

Hacer un gallery wall es una forma muy sencilla de dar vida y expresividad a algunas estancias de tu casa.

En ocasiones te puede interesar que tengan un toque de discreción para que el protagonismo principal lo tenga el mobiliario. Si tu interés es justamente el contrario, y que tus paredes roben miradas, puedes optar por una propuesta más arriesgada. De forma sencilla puedes decorarlas utilizando una fotografía que ocupe toda la pared, un mural pintado, frases inspiradoras (que están muy de moda), figuras de papiroflexia, vajilla, cerámica o hasta cajas de pizza previamente decoradas a tu gusto. No dejes de visitar esta colección de ideas que te pueden sorprender.

Los elementos decorativos por excelencia para las paredes siempre han sido los cuadros. Su utilización nunca ha dejado de ser actual pero últimamente está todavía más en boga si los colocas en grupo o en forma de collage. Vamos a darte varios consejos muy sencillos sobre cómo utilizar cuadros, marcos y fotografías para crear un entorno que realmente hable de ti:

1) Cuida la composición. Recorta plantillas de cartulina y dale forma sobre tu pared. De esta manera tendrás una percepción clara del volumen que ocupará, y sabrás cuántos cuadros necesitarás y de qué tamaños. Conlleva más trabajo pero el resultado será más satisfactorio e irás sobre seguro. (Imagen: Arts Melange).

2) Lo grande manda. Ten en cuenta que las piezas de mayor tamaño tienen más capacidad de atracción visual y, por tanto, son más protagonistas. Empieza por colocar primero los marcos más grandes. Puedes hacer que el resto gire alrededor de ellos o que estén distribuidos de forma uniforme. En general, conviene buscar el equilibrio y que los pesos estén compensados. (Imagen: Decoración 2.0).

3) Distancia entre las piezas. Sobre todo si estás trabajando sobre un espacio minimalista te puede interesar que la separación sea idéntica entre todos los marcos. Si por el contrario te mueves en un estilo más vintage, puedes buscar el efecto desorden organizado que proporcionan las separaciones desiguales.

4) El tema. Para decidir qué piezas quieres colocar, lo primero que debes pensar es si el conjunto tendrá un tema concreto. Puedes colocar fotografías de tus viajes que te apetece recordar, vivencias especiales, motivos artísticos que te evocan sensaciones, recuerdos de toda tu vida, fotografías familiares o imágenes de naturaleza. Todo vale. Puedes decidir que sea multitemático. Pero un consejo: intenta imaginarte viendo ese cuadro en particular cada día durante un par de años. Si te aburre nada más pensarlo, ¡mejor ve buscando otro! (Imágenes: Pinterest).

5) El color de los marcos. Todos blancos, todos negros o una combinación equilibrada de ambos suele resultar adecuado para un ambiente minimalista. Si éste no es tu espacio, te puede interesar cuidar la paleta cromática de manera que mantengas tonalidades similares y sin mezclar demasiados colores. Ahora bien, recuerda que todo vale. Tal vez te apetece mostrar tu lado más alegre y combinar colores chillones. ¡Que en tu casa mandas tú! (Imágenes: Sunset).

El mejor consejo es que no lo dudes más y empieces con tu proyecto de gallery wall cuanto antes. En la medida de lo posible utiliza recursos propios. Tus fotografías, unas acuarelas, frases que te resultan inspiradoras le van a dar un toque personal y un aire sofisticado. Que al ver el resultado sientas que nadie más tiene una galería tan chula como la tuya.

Y de propina, un briconsejo: procura utilizar sistemas de fijación adhesivos porque de esta forma será más fácil hacer cambios y podrás darle un toque de frescura cada cierto tiempo. Ya sabes, por si finalmente pones esa foto que sólo te va a gustar por un par de meses y luego aborrecerás…

Juan Carlos Alfaro - Monapart Albacete

Juan Carlos Alfaro

Socio y Director

Monapart Albacete