Notícies

$parent->name

"Qualsevol nit pot sortir el sol". Monapart con Arrels Fundació

Hace bastantes años, un amigo me decía que en Nueva York –entonces nuestra ciudad— “sufrir una depresión y acabar viviendo en la calle es más fácil de lo que puede parecer”. Hablamos de una vida lejos de la familia y de vínculos afectivos de baja intensidad, en una sociedad en la que el despido es libre, el desahucio rápido y los servicios sociales mínimos. Donde sufrir un episodio de depresión, perder el empleo (y el seguro médico), dejar de pagar el alquiler y acabar en la calle reproduce un ejercicio siniestro y perfecto de causalidad.

Hoy aquí no es como allí entonces, pero parece querer parecerse...

En 2018, Arrels Fundació ha atendido a 2.341 personas sin hogar (23% más que en 2017), ha visitado a 523 personas en la calle y por su centro abierto han pasado 1.941 personas.

En estos ya casi nueve años en contacto con el mundo de la vivienda (y de su ausencia) he aprendido que, con frecuencia, el alcoholismo no es la causa del sinhogarismo sino su consecuencia cuando el miedo es indigerible a palo seco; que hay personas que se despiertan cada mañana en un cajero, se asean y van a trabajar; que —lo decía Sergio Nasarre— un número inimaginable de hombres viviendo en la calle lo hacen tras una separación o divorcio por la imposibilidad de pagar una segunda vivienda propia o una habitación; que —lo decía Miquel Fuster— la calle es una forma de presidio que te impide entrar (una metáfora tan potente y retorcida que no logro quitármela de la cabeza); y que hay casi 3.600 personas sin hogar viviendo en Barcelona de las cuales unas mil viven en la calle según el último recuento nocturno de la Arrels Fundació en mayo de 2018.

Mientras tanto y en 2018, Arrels Fundació ha atendido a 2.341 personas sin hogar (23% más que en 2017), ha visitado a 523 personas en la calle y por su centro abierto han pasado 1.941 personas, de las cuales 843 han utilizado el servicio de ducha y más de mil han utilizado el ropero o las consignas en las cuales depositar sus pertenencias.

Arrels Fundació son 387 voluntarios y voluntarias, 4.703 personas socias y donantes, 254 empresas —Monapart entre ellas (Nadie durmiendo en la calle, Dia de les persones sense llar) — y un centenar de iniciativas particulares y, como decía Jaume Sisa...

… tan sols hi faltes tu,
també pots venir si vols, t'esperem, hi ha lloc per tots.
El temps no compta, ni l'espai,
qualsevol nit pot sortir el sol.

José Luis Echeverría, Socio y Director de Expansión de Monapart

José Luis Echeverría

Soci fundador. Director de vendes

Monapart Barcelona