Sector Inmobiliario

$parent->name

La web de la agencia inmobiliaria no es suficiente

Hace unos días conversaba con Óscar Villanueva, co-fundador y Director General de Inmogesco, un pequeño y serio proveedor de servicios tecnológicos para agencias inmobiliarias.

Monapart e Inmogesco tienen en común que ambas representan opciones interesantes y de coste razonable para aquellas pequeñas agencias que necesitan apoyarse en terceros para competir mejor. Para aquellos que busquen una marca y un apoyo continuado, la franquicia es una buena opción. Para los que quieren preservar su marca y necesitan exclusivamente soporte tecnológico y de marketing digital, proveedores como Inmogesco son una excelente alternativa.

Algunos os preguntaréis acerca de las razones por las cuales hoy es más necesario que nunca apoyarse en un experto. Para mí los motivos tienen que ver con la cada vez mayor velocidad a la que se suceden las innovaciones, particularmente en materia tecnológica; la naturalidad con la que la demanda adopta dichas innovaciones (los portales hace 10 años, las redes sociales como vía para informarse hace algo menos, el whatsapp como vía de comunicación en el último par de años, la visita virtual hoy…); y cómo ello obliga a las agencias a disponer de una capacidad y velocidad de respuesta crecientes.

Dicho esto resulta evidente que es muy difícil responder a los aspectos estrictamente inmobiliarios de nuestro oficio y a la par convertirse en experto en SEO, gestión de redes sociales, y demás. Aquí es donde el papel del apoyo experto adquiere enorme relevancia como medio para actualizarse en tiempo real.

Muchas agencias consideran que estar al día se reduce a disponer de una web inmobiliaria. Y ya está.

El problema, y de eso me hablaba Óscar, es que muchas agencias consideran que estar al día se reduce a disponer de una web inmobiliaria. Y ya está. Olvidan que alimentar la web de contenidos propios, tenerla optimizada para posicionar bien por SEO, relacionarla con los perfiles en redes sociales de la agencia o actualizarla para hacerla responsive— consultable desde tablet y móvil adaptándose a diferentes momentos y lugares de consumo— es ya un estándar. Tener una web que no puede consultarse de forma eficaz desde el móvil es, casi literalmente, no tener web. Más aún, el mensaje que se envía a aquellos consumidores que acceden a una empresa y constatan que ésta no ha hecho el “desembarco mobile” es que la empresa está completamente desactualizada. ¿Queremos asumir ese riesgo frente a potenciales clientes?

Ahora bien, tener una web responsive cuyo único fin es el de ser una tarjeta de visita ampliada también es tirar el dinero. Ya no basta con informar de nuestra ubicación, equipo y misión, sino que debemos procurar entregar valor en todos y cada uno de los puntos de contacto del potencial cliente con nuestra marca. ¿No es con frecuencia nuestra web el “lugar” en que se tiene el primer contacto con nuestra agencia?

De igual manera, las agencias pequeñas no pueden obviar la necesidad de realizar acciones continuadas de marketing, tanto offline como online. Ocurre que las primeras son por todos conocidas (se realicen o no), mientras que para llevar a cabo las segundas es necesario tener un conocimiento del cual la mayoría de agencias carecen y que pueden externalizar a través de empresas como Inmogesco. Es imposible estar en misa y repicando, y si se cuenta con un equipo pequeño, éste debe estar haciendo lo que mejor saber hacer: captar y vender. Aquellas agencias con mayor volumen tal vez puedan contratar a media jornada a alguien que de forma continuada esté diseñando, aplicando y midiendo acciones de marketing on/off, pero lo más frecuente es no poder permitirse este lujo. La alternativa, por supuesto, no es dejar de hacerlo, sino encontrar un proveedor externo que pueda cubrir esta necesidad.

En España, por las particularidades de nuestro tejido empresarial, llegamos con frecuencia tarde a la hora de incorporar la tecnología al entorno laboral. Esto es aún más acusado en el sector inmobiliario donde seguimos refiriéndonos al futuro sobre tecnologías que, por ejemplo, en Estados Unidos, se empezaron a aplicar ayer.

Es hora de ponerse al día.

José Luis Echeverría, Socio y Director de Expansión de Monapart

José Luis Echeverría

Socio fundador. Gestión y expansión de la red de franquicias

Servicios centrales