Hogar

$parent->name

Ruzafa, el barrio más cool de València

Nadie puede negar que Ruzafa es el barrio de moda de València. Un barrio que nada tiene que ver con lo que fue hace unos años (no muchos) y donde la creatividad, una oferta lúdica muy amplia y una mágica combinación de tendencia y tradición han abierto una brecha en la marginalidad y dudosa reputación que siempre han estigmatizado el barrio. Consecuencia: muchos valencianos ahora quieren vivir aquí… Veamos porqué.

Ruzafa es el barrio de moda de Valencia, y hoy día muchos valencianos quieren vivir aquí.

Te propongo un paseo por ocho de las calles más características de Ruzafa, donde voy a explicarte la tipología de viviendas que puedes encontrar en ellas y el precio medio por metro cuadrado. Sin duda, información muy útil si eres valenciano/a y estás pensando en comprar piso en Ruzafa. ¿Te vienes?

Mapa de Ruzafa, Valencia

Las ocho calles de Ruzafa

Calle Sueca: Esta calle tiene lo mejor de sus dos vecinas, la marcha y diversidad de la calle Cádiz y el ambiente fallero atronador de la calle Cuba. Además, nos sirve para definir las calles de la zona oeste del barrio: edificios de la primera mitad de siglo XX en su mayoría (aunque con excepciones destacables), con la configuración típica de eixample de dos viviendas pasantes por altura (patrón común en todo el barrio), precios medios de venta de 2.000 €/m2, con una tasa de viviendas con ascensor de más del 80%. Las fachadas dan un aire muy colorido, común en el barrio, y que en esta calle alcanzan su máximo exponente; además, la calle Sueca mejora conforme nos acercamos a la Gran Vía. Pese a la vida que posee, no es una zona excesivamente ruidosa... aunque cuando llegan las fallas, el cambio es radical.

  • PROS: posiblemente, una de las calles más in ahora mismo.
  • CONTRAS: no apta para ermitaños, especialmente en el mes de marzo.

 calle_sueca_ruzafa-valencia

Calle Literato Azorín/Reina na María/Pere III el gran: Vale, técnicamente son tres calles, pero nomenclatura aparte, se trata de la calle más heterogénea del barrio. Nace a los pies del Parc Central, atraviesa las manzanas donde hace no muchos años se acumulaban las tiendas de mayoristas chinos (y en esas dos manzanas, en marzo, también habría que esquivar dos de las fallas más concurridas de Ruzafa), pasa en su tramo central por el mercado y sigue hasta la avenida Regne de València convertida ya en una calle más sosegada, típica del Eixample. Por ello, en esta calle podemos encontrar rasgos de las distintas caras de Ruzafa (y los distintos tipos de vivienda).

  • PROS: toda Ruzafa en una calle.
  • CONTRAS: toda Ruzafa en una calle.

calle_literato_azorin_ruzafa_valencia

Calle Ruzafa: Viendo su trazado actual, adivinamos que la calle nacía en el barrio de Sant Francesc y bajaba desde el extremo sur de la ciudad para atravesar la antigua población de Ruzafa. Esta calle es como un brazo del centro de Valencia que se adentra en el barrio y conserva un cierto aire de carretera. Puede que este segundo punto sea una percepción personal, pero el tramo que viene serpenteando desde el mercado y llega hasta la Gran Vía conserva bastante el aire original de vía principal, con un toque aburguesado y muy comercial, sobre todo en el tramo anterior a la plaza de toros. Los precios de las viviendas aquí están más cercanos a los 3.000 €/m2 y la tipología es algo más heterogénea. No olvidemos que el último tramo de la calle es compartido con el barrio del Pla del Remei (que encabeza según qué rankings de precios de vivienda de la ciudad).

  • PROS: Una de las calles más prime del barrio.
  • CONTRAS: Aunque captura el sabor de vía principal de Ruzafa, no posee la esencia del barrio tan marcada.

calle_ruzafa_valencia

Avenida Regne de València: esta avenida, que divide diagonalmente el Eixample desde la Gran Vía hasta Peris y Valero, podría adolecer de la ligera falta de identidad que podemos encontrar en la calle Ruzafa, pero lejos de eso, suma los caracteres de los barrios que separa. Así pues, aquí chocan frontalmente el aspecto más formal y burgués del barrio de la Gran Vía con el más bohemio de Ruzafa. Mucho comercio cool, un paseo muy verde, y una estación “surf-terránea” (sí, si bajas –ilegalmente– no podrás coger el metro, pero podrás navegar) son algunas de sus señas de identidad. Muy heterogénea también en cuanto a tipología de viviendas, el ecuador de los precios se sitúa en 2.300 €/m2, con ascensor en más de un 90% de los pisos en venta.

  • PROS: Posiblemente, la avenida más chula de Valencia.
  • CONTRAS: Si no te gustan las avenidas…

av._regne_de_valencia_ruzafa

Calle Lluís de Santángel: es una de las calles más representativas de la zona este de Ruzafa y, según mi opinión, la más bonita. La zona en sí tiene más alma de Eixample, pero a un paso de donde se cuece todo. Es como vivir en la mansión de al lado de Charlie Sheen: seguro que te invita a todas sus fiestas, pero cuando te canses podrás ir a dormir tranquilo a casa, aunque sea arrastrándote. Y hay una buena oferta gastronómica: en esta calle, por ejemplo encontramos el restaurante Ancón y a dos pasos, el restaurante Canalla Bistro, laureado con una estrella Michelín. Las viviendas de la zona tienen el carácter de las calles Salamanca, Císcar y demás, pero a un precio un 15% inferior (sobre los 2.200 €/m2).

  • PROS: Zona bastante tranquila del barrio.
  • CONTRAS: Si te va el merengue, no es tu calle.

calle_lluis_de_santangel_ruzafa_valencia

Calle Filipinas: Esta calle representa a la perfección el cambio que ha experimentado Ruzafa. Hace poco era una calle bastante triste, donde el barrio acababa contra un muro que parecía albergar un agujero negro en su interior. Hoy, de ese agujero empieza a surgir el ansiado Parc Central y todas sus promesas. Tardará años en estar terminado, pero la buena noticia es que empieza desde la calle Filipinas y ya se notan los resultados, pues ha sido reurbanizada y empieza a tener buena cara. Posiblemente, hoy día sea la zona más económica del barrio (viviendas por menos de 1.900 €/m2) y la calidad de los edificios es inferior a la media, pero no por mucho tiempo… Por cierto, aquí vive la Pantera Rosa, que nació roja, luego se tiñó de oxido y luego la pintaron… de rosa.

  • PROS: Apuesta de futuro.
  • CONTRAS: Todavía falta algo de ruido de excavadora para llegar al paraíso Central.

calle_filipinas_ruzafa_valencia

Calle Mosén Femenía: Representa la Ruzafa más céntrica y, sobre todo, la más loca. Nace en el mercado y es peatonal hasta mutar en Puerto Rico. Si os apetece procrastinar, podéis entrar en Street View y ver cómo era esta calle en el 2008. Os hago un spoiler: era terrible. Pero esto la hace más especial, porque ahora tiene un color y una pinta geniales y es el epicentro de la vida nocturna del barrio. Las viviendas en esta calle tienen más solera, aunque es más fácil encontrar viviendas sin ascensor y más difícil aún encontrar aparcamiento. Los precios rondan los 2.100 €/m2.

  • PROS: Una de las calles más genuinas y “más Ruzafa”.
  • CONTRAS: Estás en el epicentro, con todas sus consecuencias.

calle_mosen_femenia_ruzafa_valencia

Calle Castellón: Esta calle representa muy bien una zona aislada del barrio, que ha evolucionado a la vez, aunque de una forma ligeramente distinta, pues muta hacia un perfil más comercial “mainstream”, con Primark incluido. Tiene un rollo distinto al resto de Ruzafa, pero tiene rollo. ¡Y la casa judía! La tipología de viviendas en esta zona es heterogénea y el precio medio ronda los 2.300 €/m2, también debido a su cercanía al centro de València.

  • PROS: No está en boca de todos, pero es un lugar con encanto.
  • CONTRAS: No vengas aquí a buscar los sitios más hipsters y cuquis de la ciudad.

calle_castellon_ruzafa_valencia

Y para finalizar… Un poco de historia. Desde los orígenes de Ruzafa como municipio al barrio cool de València que es hoy.

Los archivos remontan a la época musulmana de València. Ruzafa es una palabra árabe que significa “jardín”, y apunta a la residencia de Abd Allah al-Balansi, príncipe omeya instalado junto a València. Dando un salto de unos seis siglos, encontramos un núcleo poblacional independiente de la capital, que se extendía hacia el sur y que, tras la desaparición de las murallas, fue anexionado a València a finales del siglo XIX engullido por el Eixample.

De los tres barrios del ensanche valenciano, Ruzafa es el único que mantiene un centro histórico. Es un barrio familiar, tradicional y con comercios de proximidad.

En esta nueva configuración, las familias más pudientes se instalaron en las zonas más cercanas al centro y las que rodean a la Gran Vía del Marqués del Turia, mientras que las familias más humildes tendieron a ocupar Ruzafa, que se convirtió así en un barrio familiar, tradicional y con un tejido comercial de proximidad.

ruzafa_russafa_valencia_1883

Durante el siglo XX Ruzafa experimenta dos cambios radicales: por una parte, se convierte en una zona con altas tasas de marginalidad y delincuencia, especialmente en la zona oeste. Tal y como nos cuenta Víctor de Vicente, diseñador gráfico y vecino del barrio testigo de todo el proceso, es a partir de los años 70 cuando los comercios tradicionales empiezan a cerrar, las infraestructuras se deterioran y Ruzafa atrae las capas más deprimidas de la población, tanto nacional como inmigrante. Por otra, a principios de los 80 y durante los años dorados de la Ruta del Bakalao, abren en el barrio locales y negocios conflictivos. Víctor recuerda cómo pasó de andar tranquilo por la calle siendo un niño a presenciar reyertas desde la ventana de su casa. Esta situación generó mucha incomodidad a los vecinos del barrio, quienes forjaron una fuerza vecinal que al final resultó decisiva.

En los años del boom inmobiliario, Ruzafa vive un punto de inflexión por varios hechos: iniciativas privadas empiezan a renovar muchas de las viviendas y comunidades, lo que coincide con la subida de precios generalizada que también marca el inicio de cierta gentrificación. La comunidad china abandona el barrio en favor de los polígonos industriales (Manises), el germen bohemio y creativo empieza a atraer un nuevo tipo de comercio, y el ayuntamiento anuncia la segunda parte del plan RIVA en el 2005. El plan no se ejecuta como tal, y se abandona en el 2007, aunque el proceso es ya imparable. Otro plan de origen público cubre en parte lo prometido, y Ruzafa empieza a lucir distinta…

En los años del boom inmobiliario, Ruzafa empieza a convertirse en el barrio valenciano de moda que es hoy.

Tras años de lucha, los vecinos empiezan a ver un equilibrio entre aquello dirigido a la gente que viene de otros lugares de València atraída por la oferta cultural y de ocio, y las necesidades de los propios habitantes del barrio, que pese a la gentrificación, sigue teniendo una base muy local. Fueron muchos los años en los que coincidió una gran afluencia de visitantes con un gran éxodo de niños buscando colegio… Pero con el Parc Central más cerca, se espera más equilibrio entre la oferta lúdica del barrio (restaurantes, bares…) y el equipamiento para sus vecinos.

jo_soc_russafa_valencia

La parte oeste del barrio, la cuadrícula entre las calles Filipinas (y Gibraltar), Sueca, Centelles y gran vía Germanías, era la zona más deteriorada de Ruzafa y donde más han tardado en llegar todos estos cambios. De hecho, hace aproximadamente tres años, los agentes inmobiliarios todavía solíamos encontrar cierto rechazo respecto a las viviendas en venta en estas calles ya que la gente se interesaba por pisos en los alrededores del mercado y en la zona aledaña a Marqués del Turia. ¡Pero ahora el panorama es muy distinto! Nosotros mismos, desde que hemos instalado la sede de Monapart València en el coworking de TioVivo Creativo ubicado en el barrio, nos hemos dado cuenta de que estas calles tienen un halo especial, una suma del carácter original de Ruzafa, un toque árabe y otro toque creativo y bohemio… Y mucha, mucha vida.

Xavier Planells

Xavi Planells

Socio y Director

Monapart València